custom-all-entries-link

¿Cuantos kW consume una casa al día?

¿Qué es un kW en electricidad?

 

Antes de empezar, aclararemos qué es un kW en electricidad. Las dos unidades que más intervienen en la factura de la luz son kW y el kWh. Cada una de ellas tiene su uso, esto es, una se utiliza para medir la potencia y otra el consumo. El kilovatio (kW) es la unidad empleada para medir la potencia eléctrica. 

 

Por otro lado, ¿qué es kWh en electricidad? El kilovatio hora (kWh) es la unidad que viene a expresar el vínculo entre la energía y el tiempo. Es el término empleado para facturar a los consumidores el gasto de luz y gas natural.

 

Saber la cantidad que se consume de electricidad al día es una tarea laboriosa. Las facturas, a menudo, son complicadas de entender, dificultando así que demos con la clave para poder ahorrar. En nuestra factura de luz tenemos acceso al consumo, término de potencia, otros gastos (alquiler de contador, impuestos sobre la electricidad…), IVA, entre muchos otros conceptos. Una casa gasta mucha energía, las viviendas españolas consumen la quinta parte del gasto energético del país.

 

Es evidente que no todos los hogares españoles consumen la misma cantidad de energía, pero se estima que un hogar español consume al año 9.900 kilovatios hora, que corresponden a 0,85 toneladas de petróleo. Pero esta cifra varía dependiendo del número de los miembros que forme la vivienda y también de la zona en la que se encuentre. Por ejemplo, si vives en una zona fría, podrías llegar a consumir más de 12.000 kilovatios hora, pero si vives en una zona más atlántica o mediterránea el gasto se rebaja a 9.000 o incluso menos. 

 

¿Cuál es mi consumo eléctrico al año?


conjunto de electrodomesticos

Para estimar un cálculo de la tarifa de luz, ten en cuenta que un hogar español paga de media casi 1.000 euros al año de energía. El principal desembolso es para la calefacción, esta suele representar cerca de 50% de todo el consumo. En una zona realmente fría puede ser hasta un 71%. Todas estas cifras son orientativas y van a variar dependiendo de los miembros de la vivienda. Si llevamos a cabo un análisis de todo el gasto de nuestra casa, quedaría así:

 
  1. Calefacción: media anual de 5.000 kWh

  2. Electrodomésticos: media anual de 1.900 kWh

  3. Agua caliente: 1.850-1900 Kwh

  4. Cocina: 700 kWh

  5. Luz: 410 kWh

  6. Aire acondicionado: 170 kWh

 

Ten en cuenta que los aparatos eléctricos que más consumo eléctrico generan en nuestro hogar son:

 
  1. Frigorífico: 650-700 kWh

  2. Congelador: 560 kWh

  3. Televisión: 260 kWh

  4. Lavadora: 250 kWh

  5. Secadora: 250 kWh

  6. Lavavajillas: 240 kWh

 

Es muy habitual que la población no sepa cuál es la calificación energética de sus electrodomésticos. Además, tampoco somos conscientes del gasto que ocasiona tener este tipo de aparatos enchufados a la red eléctrica sin usar.

 

¿Cómo calcular la tarifa de luz?

 

Como consumidor, es normal que quieras saber cuanta luz consumes y que quieras calcular la tarifa eléctrica ideal para ti. El precio de la electricidad será el coste que se va abonar por el acceso al suministro que se haga y al consumo. Todo va a variar dependiendo del mercado en el que se haya asignado la tarifa, el contrato y la compañía. Como ya hemos mencionado, el precio de la electricidad variará según las condiciones contratadas. Por ello, no existe un precio fijo fijado, todo el mundo tendrá un precio diferente dependiendo de su tarifa y de la compañía con la que tenga contratada el abastecimiento. 

 

Si tu tarifa pertenece al mercado regulado, el precio es fijado por el Gobierno a través del Ministerio de Industria. Es complicado entender la factura de la luz y saber qué estás pagando y lo que has consumiendo. Para poder entender la factura de la luz, hay que dejar bien claro que en el coste final estamos pagando: coste del consumo realizado, coste de la potencia contratada e impuestos. 

 

Respecto a la potencia contratada, este término fijo de la factura siempre va a ser el mismo. La fórmula para calcular la potencia contratada es: 

 
  • POTENCIA CONTRATADA X DÍAS FACTURADOS X PRECIO DE LA POTENCIA CONTRATADA

 

Por otro lado, el consumo eléctrico es el término variable de la factura, este va a depender del uso que se haga de la electricidad. La fórmula para calcular el consumo eléctrico contratado es: 

 
  • kWh CONSUMIDOS X PRECIO DEL kWh

 

Por último, encontramos otro tipo de impuestos que van incluidos en la factura y estipulados por el Gobierno. Estos impuestos suelen ser, el impuesto de la electricidad y el alquiler de equipos. 

 

Todas estas cifras y datos para llevar a cabo un cálculo de tarifas eléctricas, aparecen siempre reflejadas en tu factura. En ella, verás el precio del impuesto de la electricidad y el alquiler de equipos.

 

Los medidores eléctricos

 

Los medidores de consumo eléctrico son unos pequeños dispositivos que te ayudarán a controlar de manera más eficiente el consumo de cada uno de tus electrodomésticos. Ten en cuenta que los datos anteriores son una media de lo que consume cada uno de ellos, pero tu gasto es único y conocer lo que estás consumiendo puede beneficiarte enormemente.

 

Los medidores de luz te darán información en kWh sobre lo que está consumiendo cada aparato que tengas conectado. Tras analizar esta información, podrás tomar la decisión de sustituir un electrodoméstico por otro o de cambiar tus hábitos de consumo.

 

Entonces, ¿cuántos kW contratar para una casa?

 

Con la información anterior podrás hacerte una idea de cuántos kW contratar para una casa. Lo mejor es que antes de decidir cuántos vas a contratar, contactes con la comercializadora con la que quieres realizar este trámite.

 

Esta te preguntará qué tipo de electrodomésticos tienes en tu hogar, así como la cantidad y uso que haces de los mismos. Esto ayudará al comercial a determinar cuántos kW contratar en tu casa.

 

Naturalmente, también puedes probar a hacer la cuenta por tí mismo/a. Haz el cálculo con la ayuda de la información anterior y comprueba cuántos kW necesitas contratar.

 

¿Qué es el consumo stand-by?

 

aparato en stand-by

 

El modo stand-by es el modo de espera o reposo para nuestros dispositivos eléctricos. A lo largo del año podemos generar varios gastos inútiles totalmente innecesarios, llegando a representar un 2% del total de nuestro consumo. Hacemos este tipo de consumo diariamente, siempre tenemos algún dispositivo enchufado para usarlo de inmediato cuando deseemos, como por ejemplo la televisión. Este consumo fantasma puede llegar a costarnos hasta 5 euros al mes

 

Es complicado saber cuánto consume un dispositivo en stand-by, ya que este dependerá del modelo de electrodoméstico que se encuentre en tu vivienda o local. Pero, normalmente, los aparatos que más suelen gastar son: decodificadores de televisión, minicadena, televisión, ordenador portátil y microondas.

 

Para evitar el consumo fantasma, te recomendamos desenchufar todo este tipo de aparatos, quitar de la corriente eléctrica todas las fuentes de alimentación (cargador de móviles, portátil…). Además, puedes utilizar una regleta con interruptor, así no tendrás que ir desenchufando dispositivo por dispositivo.

custom-social-bookmarks-title